Contra el estrés post-vacacional

estrés postvacacional

Se acerca septiembre, y con este mes llega también la vuelta al trabajo de un gran número de españoles que han disfrutado de sus vacaciones en agosto. El síndrome post-vacacional es algo habitual, sufrido por alrededor de un 30% de las personas que vuelven a sus puestos de trabajo después de unas semanas de descanso, ya sean directivos o empleados.

Los síntomas suelen ser apatía, desánimo, irritabilidad, insomnio y dificultad en el trato con compañeros de trabajo. Para evitar que el fin de las vacaciones resulte brusco, busca siempre el lado positivo y ponte al día poco a poco, no te agobies la primera semana.

Si no te incorporas hasta el 1 de septiembre, todavía tienes tiempo de poner en marcha algunas medidas para evitar el estrés post-vacacional al volver. Empieza por recuperar el horario gradualmente, así será más fácil la adaptación a la rutina de levantarse temprano.

Por otra parte, debes evitar hacer el viaje de vuelta el día de antes, pues de ser así el impacto será mayor. Y por último, piensa en positivo antes de volver a la vida laboral, recuerda que te vas a reencontrar con tus compañeros y que vas a recuperar la comodidad de tu hogar.

Una vez de vuelta a la rutina, organízate, márcate unos objetivos a cumplir los primeros días y tómate tu tiempo para acabar el trabajo que dejaste pendiente antes de las vacaciones.

En el proceso de adaptación, programa el despertador 5 o 10 minutos antes de lo normal para evitar prisas y estrés en esos primeros días.

Y si has pensado en volver a hacer algo de deporte, ¡este es el mejor momento! Está demostrado que la actividad física regular no solo es buena para la salud, sino que también es muy útil para combatir el estrés. Apúntate al gimnasio o sal a correr en tu tiempo libre para despertar cada día más relajado y lleno de energía.

¿Sufres de síndrome postvacacional?

a woman sitting at a desk holding her head in pain
a woman sitting at a desk holding her head in pain

Es importante mantener la motivación

Cada vez más empresas se preocupan por el estado en el que los trabajadores vuelven de unos días libres. Los apoyan a través de la organización de escapadas de fin de semana, con el objetivo de mantener una motivación y productividad altas.
Llega el final del verano, de las vacaciones y del buen tiempo. Con todos estos factores en contra, la vuelta al trabajo se torna más difícil y aparece el síndrome postvacacional.
Se trata de la ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, agobio y presión emocional que se afronta al volver a las tareas habituales, después de unos días libres. El 65% de los españoles sufre este síndrome, que en especial afecta a los menores de 45 años y a aquellos que se incorporan a la rutina laboral sin una transición previa.
Un alto porcentaje de los que lo sufren, puede llegar a padecer las molestias hasta dos semanas. No solo a nivel psicológico, sino que tras prolongarse demasiados días, aparecen otros síntomas como cansancio, fatiga, molestias musculares y estomacales, e incluso falta de apetito y dificultad en la concentración.
¿Qué hacer para prevenirlo? La planificación es primordial en la vuelta a la rutina, teniendo en cuenta que cualquier persona necesita una adaptación entre el tiempo libre de las vacaciones, y la vuelta al montante de trabajo habitual.
Otro punto muy importante es eliminar de nuestra mente el pensamiento de que empleo y actividades de ocio son incompatibles. Para luchar contra el síndrome postvacacional, el deporte es una gran opción en tu tiempo libre. Hace que se liberen endorfinas, lo que provoca que el estado de ánimo mejore y el estrés se reduzca.
Por último, retomar los horarios de comidas y sueño y comenzar nuevas actividades, ayudan a afrontar la vuelta de las vacaciones de manera más positiva.