Cómo encontrar trabajo en septiembre

trabajo-septiembre

¿Quién dijo que el verano es la única época propicia para buscar empleo? Con la llegada de septiembre, aparecen también nuevas oportunidades laborales de cara a la próxima temporada. Los procesos de selección ya se están poniendo en marcha, así que toma nota.

En primer lugar, actualiza tu currículum. Si has aprovechado los meses de verano para ampliar tu formación, has cambiado de residencia o has tenido un contrato temporal que ha llegado a su fin, incorpora estos nuevos datos tanto a tu CV como a los perfiles profesionales y portales online en los que estás registrado.

Por otra parte, debes tener en cuenta el sector laboral al que vas a enviar tu currículum, ya que cada mercado precisa personal con unos requisitos específicos. Investiga qué están demandando las empresas y qué compañías tienen previsto contratar más empleados este año. Así, habrás avanzado terreno para futuros procesos de selección.

Si cuentas con formación y experiencias en diferentes áreas, realiza un modelo de CV para cada una de ellas. Por ejemplo, no envíes el mismo documento a un restaurante que a una oficina, ya que ni a uno ni a otro le interesan tus aptitudes en el otro ámbito.

El siguiente paso es que tu currículum destaque entre el resto y recibas una llamada para participar en un proceso de selección. Ten en cuenta que te puedes encontrar novedades en esta parte, ya que además de las clásicas entrevistas personales, los reclutadores preparan entrevistas con varios candidatos a la vez, a través de Skype y hasta dinámicas grupales.

La última fase en la selección de personal suele ser un encuentro con cada uno de los candidatos para el puesto ofertado. Cuando llegue el momento de hacer la entrevista, ten claros tus puntos positivos y haz hincapié en ellos a lo largo de la conversación. Y recuerda, no seas simplemente puntual, llega con unos minutos de antelación para mostrar interés y tener tiempo para relajarte antes de entrar.

Las nuevas profesiones triunfan

White-collar workers being satisfied with the results of the financial analysis

El mercado laboral evoluciona constantemente. En los últimos años ha cambiado el modelo de vinculación a la empresa, hemos dejado atrás el trabajo para toda la vida y han nacido profesiones que antes no existían y que se han colado en la lista de los perfiles más demandados.

La revolución digital y las nuevas necesidades de la sociedad han llevado a la transformación de las empresas, viéndose afectadas sobre todo las relacionadas con la comunicación, el marketing y la gestión del talento. Así, además de surgir nuevos puestos de trabajo, se han renovado profesiones tradicionales, a las que se les ha dado un valor añadido.

Por su parte, los empleadores dan cada vez más importancia a las habilidades y las competencias, por encima de la formación. Buscan candidatos con habilidades transversales y aptitudes comerciales, de comunicación y liderazgo, capaces de adaptarse a los cambios.

Te contamos más sobre algunos de los puestos más demandados y con menos competencia:

  • Responsable de experiencia del usuario. Profesional encargado de la usabilidad y el diseño de la interacción de los clientes en el sector del comercio electrónico.
  • Especialista en Big Data. Responsable de analizar y usar los datos disponibles en una empresa para proponer medidas que mejoren el negocio.
  • Area Manager. Figura cuyo cometido consiste en maximizar las ventas a través del desarrollo del equipo y la implementación de las políticas de empresa.
  • Chief Digital Officer (CDO). Combina un perfil de gestión con experiencia en organizaciones y un profundo conocimiento del mundo digital.
  • Chief Experience Officer (CXO). Se trata del responsable de la experiencia global del cliente con los productos y servicios de una compañía.
  • Mobile Developer. Figura encargada de desarrollar el software de aplicaciones para dispositivos móviles.
  • Optimizador de apps. Es el profesional responsable del SEO de aplicaciones móviles, es decir, de posicionar una app.

¿Te atreves a renovarte?

Redes sociales: un buscador de talento

Redes sociales

Una buena imagen en las redes sociales es tan importante como tener un buen currículum, y los reclutadores son conocedores de ese potencial que tiene la red en la búsqueda de talento.

Las redes se han convertido en un primer filtro en los procesos de selección de personal. Los responsables de recursos humanos recurren a los perfiles digitales de los solicitantes de un puesto de trabajo en su empresa, por lo que cualquier imagen o información publicada en las redes sociales puede tanto beneficiarte como perjudicarte a nivel laboral.

Linkedin es la herramienta digital más utilizada para buscar empleo y encontrar empleados, así que si no dispones de una cuenta en esta red social, tus posibilidades para conseguir determinados trabajos disminuyen drásticamente. Sin embargo, a la hora de labrarse una buena imagen digital, también hay que tener en cuenta redes sociales como Facebook, Snapchat o Instagram.

¿Cuáles son los pasos a seguir para conservar una buena reputación online? En primer lugar, evita las fotos de perfil  comprometedoras. Por ejemplo, con un vaso en la mano, aunque se trate de un simple refresco puede dañar tu imagen.

El segundo paso es revisar tus publicaciones. Es el momento de borrar esos post y fotografías que te puedan perjudicar en el plano laboral. Si has escrito algo inapropiado, pero muchos usuarios lo han visto ya, es mejor que no lo borres y optes por disculparte y explicarte mejor en otra publicación.

Y recuerda que la solución  para mejorar tu reputación online no es borrar tus perfiles en redes sociales, ya que puede resultar contraproducente. De hecho, los expertos aseguran que tener presencia en la red es fundamental, y esto no se consigue por el simple hecho de tener una cuenta en redes, sino que debes interactuar y aportar valor.

Si consigues labrarte una imagen digital positiva, tu reputación analógica también será buena.

La creación de empleo continúa al alza

Empleados restaurante

Entre las conclusiones del Estudio Manpower de Proyección de Empleo para el tercer trimestre de 2016 en España, destaca la previsión de crecimiento de un 13% en grandes empresas, en especial del sector de la hostelería.

En la época estival suele producirse un aumento de la firma de contratos temporales, pero tras aplicar los ajustes estacionales, la proyección de empleo en España sigue siendo positiva, ya que se sitúa en un +1%.

El Estudio Manpower de Proyección de Empleo se ha llevado a cabo mediante la realización de entrevistas a una muestra representativa de 1.000 directivos de empresas de España, a los que se les hizo la siguiente pregunta: “¿Cómo prevé usted que cambiará el empleo en su empresa en el próximo trimestre, hasta finales de septiembre de 2016, comparado con el actual?”.

Por zonas, las regiones cuyos empleadores tienen unas perspectivas más positivas son la Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón, Cantabria, La Rioja, Navarra y País Vasco.

En cuanto a los sectores, el de la hostelería es el área que pisa más fuerte en estas fechas, con una previsión de crecimiento del 9%. Le siguen la construcción, la electricidad, el gas, el agua, la intermediación financiera y los servicios empresariales.

Las compañías más grandes son las que esperan aumentar sus plantillas en mayor medida: un 13%. Medianas empresas y pymes también manejan datos optimistas: las primeras prevén incrementar el número de empleados un 11%, mientras que las segundas se sitúan algo más alejadas con una previsión de crecimiento del 3%.

En términos anuales, los perfiles más demandados son los de la rama de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Estudios recientes confirman que en grados universitarios como el de Física y Matemáticas, la demanda de profesionales supera a la oferta disponible que ha salido de las facultades en los últimos años.

Permanece atento a las ofertas de trabajo que publicamos en Empleabilidad y encuentra el empleo que estabas buscando.

Habilidades profesionales para un futuro laboral prometedor

habilidades

En la búsqueda del primer empleo, a menudo ocurre que las capacidades profesionales adquiridas durante los estudios no satisfacen las necesidades del mercado laboral ni de las empresas que buscan ampliar su plantilla. En el caso de los que buscan cambiar de trabajo, puede pasar que sus habilidades estén obsoletas, y por lo tanto, necesiten reinventarse para dar un giro a su vida laboral.
La diferenciación es una de las características necesarias para encontrar empleo en la actualidad. Para conseguir esta distinción con respecto a otros candidatos en un proceso de selección resulta indispensable aportar valor mediante credenciales y habilidades que te diferencien y que se adapten al mercado.
Por otra parte, las capacidades más básicas como el trabajo en equipo, el liderazgo y la facilidad de aprendizaje se transforman ahora en competencias digitales, es decir, los trabajadores y jefes actuales tienen que ser capaces de organizarse, dirigir o motivar en un entorno digital.
Y no podemos olvidar la constante evolución en la que se encuentran las habilidades profesionales requeridas por las empresas. Según “The future of job and skills” del World of Economic Forum (WEF), en 2020 más de una tercera parte de las competencias profesionales consideradas cruciales serán distintas a las que se tienen como imprescindibles en la actualidad.
El estudio del World of Economic Forum destaca la creatividad, que será necesaria para cualquier puesto de trabajo de aquí a cuatro años. Un trabajador creativo no es solo aquel que desarrolla sus cualidades artísticas, la creatividad se refiere también a la capacidad de generar nuevas ideas y conceptos, así como soluciones distintas y originales que resuelvan los problemas que surgen en el día a día.
Debido a estos cambios constantes, las empresas de trabajo temporal deben formar continuamente a sus empleados para satisfacer las necesidades y exigencias de las compañías. En Empleabilidad ETT consideramos la formación fundamental, y es por ello que ofrecemos a nuestros trabajadores el acceso gratuito a nuestro amplio programa formativo.

El paro baja de los 4 millones por primera vez en seis años

Paro

Se trata de la primera vez desde agosto de 2010 que la lista de parados en España no llega a los 4 millones. Concretamente, la cifra se queda en los 3.891.403 desempleados.

Mayo es tradicionalmente un mes positivo para el empleo, y este año nos deja también unos números optimistas en cuanto a la Seguridad Social, que ha ganado más de 198.000 afiliados. A fecha de 31 de mayo, nuestro país contaba con 17.661.840 ocupados.

La mejora del mercado laboral en el quinto mes del año se debe a la preparación del sector turístico para la temporada alta. En solo treinta días, el incremento de la afiliación en hostelería ha sido de 72.137 cotizantes. Otros sectores que han creado una elevada cifra de empleos en este período son el comercio, la reparación de vehículos de motor, las actividades administrativas, los servicios auxiliares, la administración pública, defensa y la industria manufacturera.  Aunque el crecimiento ha sido generalizado, ya que todas las ramas recogidas en las estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social han ganado trabajadores en el mes de mayo.

Y dejando de lado la estacionalización, el desempleo también se redujo en este período en casi 44.000 personas, mientras que el volumen de contratación sigue creciendo. En mayo se firmaron 1.748.449 contratos laborales, cerca de un 8% más que el año anterior.

En lo que se refiere a los últimos doce meses, el paro ha descendido en 323.638 personas. El ritmo interanual de reducción del desempleo se situó en mayo en el 7,68%, y la cifra de paro juvenil se redujo más de un 12%. Todos los sectores y comunidades han visto reducido el número de parados, aunque el descenso más destacado se ha dado en Andalucía, con 21.388 parados menos.

¿Has encontrado empleo durante el pasado mes de mayo? Cuéntanos cómo ha sido en los comentarios.

Las 5 profesiones con menos competencia del mercado laboral

estudios

A la hora de elegir la formación adecuada, entran en juego varios factores: la vocación, las capacidades y las salidas profesionales. Para los jóvenes estudiantes es determinante la vocación, pero los adultos que quieren volver a estudiar porque buscan diversificarse o ampliar su formación, ponen especial atención en el estado del mercado laboral y las posibles salidas.

Para los indecisos, hacemos una lista con las profesiones con menos competencia en la actualidad, y cuyos sueldos oscilan entre los 2.125€ y 3.250€ al mes.

  1. Programador ABAP. Pueden ocupar este puesto de trabajo tanto analistas como programadores de lenguaje ABAP, con un sueldo anual de 28.000€. Actualmente se publican 2.000 vacantes al año, y la demanda por parte de las empresas sigue creciendo. Se trata de la profesión con menos competencia, con 7 candidatos por cada oferta.
  2. Especialista en Big Data. Resulta difícil encontrar este tipo de perfil, por lo que por cada puesto solo compiten una media de 9 candidatos. Cada año se publican unas 600 ofertas de empleo para este trabajo, cuyo salario es de 39.000€ anuales.
  3. Asesor energético. Estos comerciales están especializados en el sector energético, y su trabajo consiste en vender servicios a empresas y particulares. Las vacantes oscilan sobre las 16.000, y al contrario que ocurre con otros puestos de comercial, este apenas tiene competencia: 10 postulantes por cada oferta. El sueldo medio anual se sitúa en los 25.500€.
  4. Arquitecto informático. Este perfil abarca los arquitectos de contenidos, de procesos, de bases de datos, de programas informáticos y de sistemas operativos. Se publican 3.000 ofertas anuales, y su sueldo es de 38.300€ al año.
  5. Consultor SAP. Este tipo de consultores se dedica a la implementación de aplicaciones SAP para empresas. Cada año salen 6.000 vacantes, en las que se enfrentan 11 candidatos por cada una de ellas. El salario medio es de 38.500€.

Primera entrevista de trabajo, ¿y ahora qué?

Entrevista trabajo

Enviaste tu currículum para postularte a un puesto de trabajo, te llamaron y has realizado una primera entrevista. Muchos candidatos no saben cuál es el siguiente paso a seguir: ¿contactar con el entrevistador o esperar a ser contactado?

Por lo pronto ya es un logro que tu CV haya llamado la atención entre cientos de ellos, eso significa que tu perfil profesional le ha resultado interesante para la empresa. La entrevista es una primera toma de contacto, en la que el reclutador puede ampliar su información sobre ti y comprobar si todo lo que dices en tu currículum es cierto –como el dominio del inglés, por ejemplo-.

En algunos casos solo vuelven a ponerse en contacto contigo si la entrevista ha resultado satisfactoria, es decir, si pasas a la siguiente fase o directamente te quedas con el puesto de trabajo. Sin embargo, en ocasiones se despiden con un “ya te llamaremos”, y tras unos días empiezas a desesperarte por saber una respuesta. ¿Qué hacer en este supuesto?

Comienza por enviar un breve correo electrónico al seleccionador agradeciendo su tiempo y mostrando interés por formar parte de su compañía.  En el caso de que dispongas de informes o proyectos personales que no has mostrado durante la entrevista y que han surgido en la conversación, puedes adjuntarlos en el email para ampliar la información del currículum y la entrevista. ¿Cuánto debes esperar para dar este paso? El momento perfecto es el día siguiente al encuentro.

¿Sigues sin tener noticias? Respeta siempre los tiempos indicados. Eso sí, pasado ese período es totalmente normal que te intereses sobre los avances en el proceso de selección.

Si finalmente pasas a la siguiente fase, prepárate para la segunda entrevista. Repasa las preguntas realizadas en la primera, y ten en cuenta que en esta ocasión te plantearán cuestiones más específicas. ¿Tienes dudas sobre el trabajo a desempeñar o del resto del proceso? ¡No dudes en plantear todas tus preguntas! La muestra de interés siempre es un punto a favor.

Cualidades básicas para ser un buen camarero

Camareros

¿Buscas trabajo de camarero o camarera? Con la llegada de la temporada alta, numerosas empresas del sector de la hostelería buscan personal para reforzar su plantilla durante los meses más turísticos del año.

Comienza por adaptar tu currículum para este puesto, ¡tus posibilidades aumentarán! Incluye la formación y la experiencia que demuestren tu capacidad para este trabajo, así como las habilidades que puedan resultar relevantes para el empleador.

El éxito de un restaurante no solo depende de su carta y de la elaboración de sus platos, sino también de la profesionalidad del personal. La fidelidad de los clientes a un establecimiento tiene que ver en gran medida con el trato recibido por parte de los camareros y camareras, encargados de contribuir a que los consumidores repitan.

Los propietarios de los restaurantes coinciden en que a la hora de contratar a un empleado tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  • Amabilidad. Ser amable y paciente es una cualidad imprescindible para un camarero, que ha de entender las necesidades del cliente y hablarle siempre con respeto y una sonrisa en la cara.
  • Rapidez. Sin descuidar el trato personal, debe procurar que los comensales no tarden en ser atendidos.
  • Proactividad. Hay que anticiparse a las necesidades de cada cliente, ofreciendo una nueva bebida o pan cuando se le esté acabando. Las sugerencias y recomendaciones del plato del día también son de agradecer.
  • Conocimiento del menú. No es suficiente con saberse los nombres de cada plato del menú; un buen camarero debe conocer los ingredientes y el proceso de creación, para poder resolver las posibles dudas y hacer sugerencias a los más indecisos.
  • Trabajo en equipo. En la hostelería este es un aspecto muy importante. Son imprescindibles un buen ambiente entre todos los trabajadores, así como una impecable organización.