Factores que ayudan a encontrar empleo

Factores que ayudan a encontrar empleo

 

El mercado laboral parece complicarse cada vez más. Hemos llegado a un punto en el que encontrar trabajo ya se ha convertido en un trabajo más. En este artículo damos unas pautas para que esta tarea no sea tan complicada y obtengáis éxito en vuestro proceso.

Read more

Redes sociales: un buscador de talento

Redes sociales

Una buena imagen en las redes sociales es tan importante como tener un buen currículum, y los reclutadores son conocedores de ese potencial que tiene la red en la búsqueda de talento.

Las redes se han convertido en un primer filtro en los procesos de selección de personal. Los responsables de recursos humanos recurren a los perfiles digitales de los solicitantes de un puesto de trabajo en su empresa, por lo que cualquier imagen o información publicada en las redes sociales puede tanto beneficiarte como perjudicarte a nivel laboral.

Linkedin es la herramienta digital más utilizada para buscar empleo y encontrar empleados, así que si no dispones de una cuenta en esta red social, tus posibilidades para conseguir determinados trabajos disminuyen drásticamente. Sin embargo, a la hora de labrarse una buena imagen digital, también hay que tener en cuenta redes sociales como Facebook, Snapchat o Instagram.

¿Cuáles son los pasos a seguir para conservar una buena reputación online? En primer lugar, evita las fotos de perfil  comprometedoras. Por ejemplo, con un vaso en la mano, aunque se trate de un simple refresco puede dañar tu imagen.

El segundo paso es revisar tus publicaciones. Es el momento de borrar esos post y fotografías que te puedan perjudicar en el plano laboral. Si has escrito algo inapropiado, pero muchos usuarios lo han visto ya, es mejor que no lo borres y optes por disculparte y explicarte mejor en otra publicación.

Y recuerda que la solución  para mejorar tu reputación online no es borrar tus perfiles en redes sociales, ya que puede resultar contraproducente. De hecho, los expertos aseguran que tener presencia en la red es fundamental, y esto no se consigue por el simple hecho de tener una cuenta en redes, sino que debes interactuar y aportar valor.

Si consigues labrarte una imagen digital positiva, tu reputación analógica también será buena.