Tu red de búsqueda de empleo por Internet

Encontrar trabajo por Internet requiere construir una red de búsqueda funcional para poder acceder a las mejores ofertas en el menor tiempo posible así como diseñar al mismo tiempo una plataforma personal donde los reclutadores puedan saber qué es lo que hacemos y en qué somos expertos.
Has de tener en cuenta que buscar trabajo en Internet no es solo enviar y estar a la espera, sino que que es necesario un seguimiento constante de la oferta, estudiar bien los canales a los que puedes acceder, intentar conocer el resto de perfiles que se presentan y sobre todo investigar bien el perfil de la empresa anunciadora por que nunca sabes en qué momento pueden llamarte para una entrevista.


La recomendación es que construyas una amplia red de búsqueda, que no te centres en un solo canal. No todas las empresas publicitan en los mismos buscadores y no todas las ofertas van dirigidas a los mismos profesionales. Es por eso que deberás investigar sobre las plataformas que mejor te convengan en función de tu sector o tipología de trabajo.
Por supuesto, tienes que hacerte visible. De nada sirve mandar un Curriculum Vitae o datos de manera online si después nadie puede investigarte ni saber los logros del pasado o dónde te has formado.

El primer paso es cuidar las redes sociales que servirán como primera ventana. Es imprescindible que ganes visibilidad en Linkedin, no escatimes en detalles, enlaza trabajos anteriores que hayas realizado, busca buenas recomendaciones de otros compañeros o jefes e intenta justificar tu formación con títulos y pruebas de idiomas.
Cuida tu cuenta de Facebook, cada día más los reclutadores tienen en cuenta esta Red Social para lanzar nuevas ofertas y del mismo modo conocer más el lado personal del perfil que necesitan para el puesto.
Internet ha hecho que más volumen de gente pueda llegar a determinadas ofertas, esto lo que produce es que exista hasta una cierta saturación de perfiles parecidos para un mismo puesto de trabajo.
Por eso es imprescindible que te diferencies, crea un blog personal y actualizalo, sube tus ahí tus proyectos, experiencias laborales antiguas, casos que se hayan dado en el trabajo y cómo trataste de resolverlos.
Sería un elemento claro de diferenciación que lo diseñaran por lo menos en dos idiomas, así destacarías desde el primer momento el dominio que puedas tener sobre él.
No descuides nunca lo que aparece de ti en Internet, no abandones tus perfiles y llegarás así de manera más eficaz a aquél empleo que deseas.

Comparte esta noticiaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *