Los contratos más comunes de este verano

Como cada verano, las ofertas de empleo se disparan en el periodo estival. Ahora bien ¿qué tipos de contratos te vas a encontrar? ¿cuáles son tus derechos y deberes? Bienvenidos al periodo de las jornadas intensivas y las vacaciones. Todo lo que necesitas saber para trabajar este verano.

las-10-habilidades-mas-valiosas-que-obtienes-de-un-trabajo-de-verano

La estacionalidad se han hecho la “reina” de la economía y del empleo, el consumo se centra en periodos muy concretos, como son Navidad, Semana Santa, los puentes y el verano, ello es una de las consecuencias del aumento de los contratos con fecha de caducidad. Aunque también los son las nuevas condiciones del mercado. Por ello lo más común son los contratos temporales, dentro de los cuales, los más populares son:

-El contrato de formación, tiene una duración de entre 1 y 3 años, lo que evita la contratación estacional y permite que el trabajador siga trabajando y formándose por un periodo más extenso de tiempo. El salario se establece en función del tiempo de trabajo efectivo pero nunca inferior al Salario Mínimo Interprofesional.

-El contrato de trabajo fijo discontinuo. El trabajo fijo discontinuo es aquél que se da por razón de la discontinuidad de la actividad del empresario. Se trata de un contrato fijo en el que hay periodos de inactividad como puede ser festivales, eventos puntuales, caterings, workshops, etc

-El contrato temporal eventual por circunstancias de la producción. Uno de los tipos de contrato más interesantes para cubrir las necesidades de los hoteles, restaurantes, bares, cafeterías, pubs, etc., durante la temporada alta.  La duración máxima de este tipo de contrato eventual es de seis meses por año.

Seas trabajador o empresa, encuentra lo que necesites en Empleabilidad ETT

 

 

Comparte esta noticiaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest