Aprender idiomas, un plus para encontrar trabajo

Son muchos los informes, estudios y encuestas recientes que destacan que el conocimiento y el dominio de idiomas extranjeros no son, precisamente, uno de los fuertes de la población española. Si bien es cierto que esta tendencia parece estar cambiando durante los últimos años, debido a los programas de intercambio de muchas escuelas e institutos y al movimiento migratorio de nuestra población más joven, el inglés, por no hablar de terceros idiomas, sigue siendo uno de nuestros puntos flojos.

Además de un nivel alto de inglés, algo que ya se requiere en gran cantidad de puestos de trabajo, y no sólo relacionados con el sector hostelero y de turismo, idiomas como el alemán, el francés y el portugués están en auge. Se trata, además, de lenguas habladas por millones de personas y en muchos puntos del planeta. ¿Lo tuyo es el mundo de los negocios? Entonces no será la primera vez que escuches que el chino cobra fuerza poco a poco. ¡Nada es difícil si te lo propones!

Si bien es innegable el hecho de que no hay nada mejor como vivir una temporada en otro país para aprender a hablar y escribir un idioma con fluidez, existen en la actualidad cantidad de recursos con los que cualquier persona puede iniciarse o profundizar en el conocimiento de un idioma.

Evidentemente, la opción clásica y más efectiva es la de matricularse en una academia o escuela de idiomas. Busca un centro cercano a tu casa o a tu lugar de trabajo para que no te de pereza asistir. Atender una clase en grupo y dedicar tiempo a posibles tareas o ejercicios en casa nos obliga a atender y a interiorizar vocabulario y expresiones.

Es preferible apuntarte a un curso con profesores nativos y que dediquen al menos la mitad de las horas lectivas a clases de conversación. A no ser que te estés preparando para un certificado oficial, conocer al dedillo la gramática de un idioma sin saber mantener una conversación fluida es poco o nada útil. Piensa que en una entrevista de trabajo no te van a pedir completar ejercicios gramaticales.

Si no tienes tiempo para asistir a clase, actualmente existen muchos recursos en internet para aprender un idioma de manera gratuita o con bajo coste. La app Duolingo es una excelente plataforma para iniciarse en un idioma, con una interfaz interactiva que obliga al usuario a repetir vocabulario y expresiones. Es gratuita y está disponible para Iphone y Android.

El sitio web Busuu es completísimo, y puedes encontrar cursos incluso de chino y japonés. Recientemente, han lanzado una app para móviles y tabletas. ¡Ya no hay excusa para practicar en cualquier sitio!

Memrise, Voxy y Lingua.ly son también buenas opciones. Se trata de que pruebes y te quedes con la que más te convenga, teniendo en cuenta que no todas ofrecen el mismo catálogo de idiomas.

Y, si ya tienes buena base, pero lo que necesitas es practicar para refrescar o aumentar vocabulario, expresiones y fluidez, nada mejor como los clásicos intercambios. Pregunta a tu alrededor y ya verás como encuentras un local  muy cerquita de ti para reunirte con personas interesadas en intercambio de idiomas. Muchas academias exclusivamente on–line ofrecen la posibilidad de realizar clases de conversación a través de Skype a un coste muy económico.

 

Comparte esta noticiaShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest